Yuu-kun ha terminado de llenar la botella y ahora la maldición se ha ido, pero hay algo que aún ha quedado en aquella casa que se convirtiera en testigo de la lujuria desatada en los cuartos y en las camas que guardaban los gemidos y placeres que se efectuaron aquellos días. Hoy las tres hermanastras contarán todo lo que pasó luego de que la maldición de la botella supuestamente desapareciera. Aún la lujuria está presente y el nombre de Yuu-kun cada vez que es pronunciado es sinónimo de deseo sexual y placer.

Descargar video en HD

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*