El doctor le ha dejado su semen a su paciente y ella se lo ha permitido, aún no sabemos exactamente por qué, pero podemos suponer que la razón es porque quiere locamente quedar embarazada. Lo que nos ha dejado completamente estupefactos es el hecho de que el esposo sí estaba consciente de todo y podía escuchar claramente cómo su mujer era penetrada por el doctor en su propia cama y no hizo nada para detenerlos. En el siguiente capítulo veremos lo que pasará con ellos.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*