Kinichi-san no sólo tenía entre sus objetivos follarse a sus primas, algo que ya ha cumplido, sino también hacerlo con su propia tía. Hoy veremos cómo este pervertido jovencito llevará a cabo su plan para tener en su cama a esa voluptuosa mujer. Le dará también las píldoras afrodisiacas y aprovechará que su excitación y la falta de sexo harán efecto para seguirla a un baño y terminar haciéndoselo ahí.
No contento con esto, invitará a sus primas y a su tía para que entre todos ellos realicen una espectacular orgía loca sin control y sin remordimiento alguno. Una noche llena de placer y lujuria tendrán en la casa que un día fue un hogar tranquilo donde predominaba el amor familiar y la paz que luego fueron interrumpidas por los deseos lujuriosos y enfermos de este jovencito loco por el sexo.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*