Nadie se imagina el final de este hentai, será simplemente desconcertante e inquietante. Sólo les contaremos que su esposo se “enterará” de que su Yumichi hacía películas pornográficas y mientras estén en la cama haciendo el amor, lo hará de una forma muy agresiva y nada romántica. La tratará como a una vulgar prostituta y ella, muy apenada y arrepentida le dirá que lo mejor será el divorcio. Sólo eso les adelantamos porque el final es de infarto.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

3 Comments