Las espías capturadas en el Centro Natural del Desarrollo de la Medicina de Japón serán tratadas vilmente. El jefe del departamento de investigación le implantará a una de ellas siliconas para que tenga unas tetas descomunales y a la otra le implantará un pene para que pueda penetrar y ser penetrada, de esa forma su lado bisexual será «activado». Por último, a la jefa de las espías le hará pagar todo haciéndole experimentos sexuales con sus compañeras y aún con un perro.

Descargar video

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.