Su hermana era una mujer con senos pequeños y guardaba con ella un secreto que no pudo contener más. Amaba a su hermano y quería entregarle lo más preciado que tenía para darle, su virginidad. El no la rechazó, al contrario, la aceptó y ahora disfruta de su cuerpo, pero querrá ir más allá y experimentar placeres desconocidos y prohibidos.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

3 Comments