La erradicación del virus es casi imposible. Han pasado cuatro años y otras ciudades del mundo también han sido contagiadas con este terrible virus. Hay grupos dispersos que aún sobreviven con lo poco que tienen y se cuidan unos a otros porque se está viviendo sin control. Al parecer el virus ha mutado y la vacuna que lograron crear ya no hace el efecto deseado. El deseo por el sexo es incontrolable cuando uno adquiere el virus y no hay cura efectiva, pero no es sólo lujuria sino que la mutación del virus y el hambre que abunda han hecho que luego del sexo, las personas contagiadas se vuelvan caníbales y se coman literalmente a sus víctimas.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*