Su madre murió cuando él era aún pequeño y su padre se tuvo que encargar de su cuidado, pero siempre necesitó aquel amor maternal que sólo una madre le podía ofrecer y que sus dos vecinas, unas mujeres voluptuosas, le tratarían de dar por lástima. Aquel niño fue creciendo y aquellas vecinas también. A veces, una de ellas le ayudaba con sus tareas y para animarlo a que obtenga buenas notas y también para que deje de estar triste, le dejaba tocar sus pechos con tal de esforzarse mucho. Ahora ya es todo un jovencito, su cuerpo se ha desarrollado y ha empezado a tener curiosidad en el sexo. Sus vecinas tetonas se han dado cuenta de esto y ha llegado el momento de dar un paso más. La más tetona, llamada Tomoka, le sugerirá cosas sucias a su oído y él se excitará, de esa forma, comenzará a crecer aquel pene que tanto las deseaba y ahora dejará de ser virgen para tomarla como suya. Los días tristes han acabado y ahora comenzará un vida sexualmente muy atrevida y activa.


hentai porno

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Comments