Miyuri no puede dejar de pensar en su cuñado y se masturba recordando cómo la penetraba y la hacía gemir. Pero cree que debe parar todo esto y le dirá que ya no puede continuar con aquella relación prohibida porque tiene mucho miedo de cometer una locura y dejar a su esposo para siempre para irse a vivir con él. Akito-kun, triste por aquella decisión, irá en busca de su antigua compañera, la bella Sayoko-san, quien fue su primera mujer y probará nuevamente su sexy cuerpo.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*