Takeo-kun, el hijo del doctor, no se pudo controlar y quiso tomar a la fuerza a Miyuri, felizmente en ese momento llegó Akito-kun, su cuñado, quien la defendió y ella en agradecimiento, lo llevó a la cama y se la empezó a mamar hasta dejársela completamente dura. La relación clandestina que han comenzado ya no tiene retorno y ella le confesará algo que él jamás imaginó.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*