Es el día libre de su esposo y le ha pedido a Mitsuko que tenga listo el desayuno para que él puede llevárselo a su padre, también le pidió que no vaya al almacén. Mientras esto pasaba, la hija de la madrastra empezó a buscarla, cuando de pronto oyó algo en el almacén y fue a ver. Al entrar se dio cuenta que había unas escaleras con dirección a un sótano y empezó a bajar, jamás imagino ver a su madre atada y con signos de haber sido torturada en ese espantoso lugar. Ahora sería ella quien correría peligro ya que el maldito viejo era quien estaba descargando toda su furia en contra de su joven esposa. Este maldito se enfurecería aún más al darse cuenta de que le habían engañado todo este tiempo ya que él, como todos en la casa, pensaba que era un varón el hijo de su esposa y no una mujer como ahora se ha dado cuenta. Hoy pasará algo que a todos en la casa dejará conmocionados ya que nadie se lo esperaba.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*